martes, 8 de abril de 2014

El libro de Thot



Dentro de la mitología egipcia, el libro de Thot es un texto de la antigüedad, escrito por el mismo Thot, dios de la escritura y el conocimiento, y mediante el cual se podía acceder al conocimiento de los dioses e incluso percibirlos, tras completar los encantamientos descritos en él.

Según las historias, el libro de Thot fue guardado dentro de una serie de cajas custodiadas por serpientes y oculto en el fondo del Nilo, cerca de Coptos. El principe egipcio Neferkaptah luchó con las serpientes y retiró el libro de las cajas; como castigo por robar su libro, Thot y otros dioses mataron a su esposa e hijo, provocando el posterior suicidio de Neferkaptah, quien fue enterrado con en libro en su tumba.
Luego de varia generaciones, Setne Khamwas, robó el libro de la tumba de Neferkaptah, a pesar de las advertencias del fantasma del antiguo príncipe. Poco después, Setne fue seducido por una bella mujer, que lo sedujo, mato a sus hijos y lo humilló ante el faraón. Al descubrir que estos hechos no habían sido más que una ilusión creada por Neferkaptah, decide devolver el libro ante la posibilidad de que la ilusión cobrara realidad.

Las historias relacionadas al libro de Thot reflejan la antigua creencia de los egipcios de que el conocimiento de los dioses no está hecho para los humanos.


Un poco de realidad

Lo cierto es que el libro de Thoth es un texto del antiguo Egipto que se conserva fragmentado en varios papiros que datan del siglo II del período ptolomáico. Existen diferentes versiones, aunque la recopilación de los mismos permite encontrar un tronco histórico común. Según los rumores, Thoth escribió al rededor de 20.000 libros y el que contiene la historia del príncipe Neferkaptah es uno de los más antiguos y de dimensiones más grandes que se conservan actualmente.
Estos textos pueden compararse con los textos griegos, escritos por Hermes y sus discípulos, aunque existen algunos libros de Thoth que datan del siglo I, con lo cual se los considera más antiguos que los escritos griegos.
Curiosamente se han encontrado fragmentos del libro de Thoth en Alemania, París, Florencia, Viena, Copenhague, New Haven, etc. Aunque estos hallazgos, tan alejados de su lugar de origen, pueden explicare en el auge por las culturas exóticas que tuvo Europa hacia el siglo XIV.