martes, 25 de marzo de 2014

Casco de Hades



El casco o yelmo de Hades, era una de las tantas obras de Hefesto. Se trataba de un casco capas de volver invisible a su portador. Al ser un dios muy temido por los mortales, Hades sabía usarlo para subir a la superficie sin que nadie lo viera.

Según la mitología griega, Hades obtuvo el caso de los prisioneros de Cronos. Durante la llamada Titanomaquia (guerra entre dioses titanes y dioses olímpicos), Gea profetizó la victoria de Zeus, si éste tomaba por aliados a los seres que Cronos confinó al Tártaro. Con esta información, Zeus se acerca a Campe, carcelera del Tártaro, la mata y roba sus llaves, con las cuales libera a los cíclopes y los Hecatónquiros, los fortalece con alimentos y éstos, en agradecimiento, le dan a Zeus el rayo, a Hades un casco que lo hace invisible y a Poseidón, un tridente.
Así, Hades se presentó sin ser visto ante Cronos para robar sus armas, mientras Poseidón lo amenazaba con su tridente para distraerlo y finalmente Zeus hizo caer sobre él, su rayo.

Como suele suceder, los diferentes relatos mitológicos (especialmente trasladados de la tradición griega a la romana) ubican el casco en diferentes y contradictorias situaciones, pero en todos los casos se atribuye su creación a Hefesto y su posesión a Hades.
Según el mito de Perseo y las gorgonas, Atena, Zeus y Hermes le ofrecen a Perseo cuatro objetos poderosos para su camino a derrotar a Medusa: unas sandalias aladas, una oz de adamantio, un escudo y el casco de Hades.

1 comentario:

LIVC dijo...

Muy interesante. Yo ya había leído antes la leyenda, pero aquí está mejor detallada.
Saludos!!!